Titularidad No Informada de Renato Mauricio Fumero & Alejo Ponce De León.

Durante cuatro tardes de sábado de 2017 (entre agosto y octubre), Titularidad No Informada (Renato Mauricio Fumero & Alejo Ponce De León) presentó en Espacio Calyfornio cuatro muestras de artistas contemporáneos acompañados por DJs. Abrieron el ciclo Juan Tessi y Noelia Valdez, seguidos por Mariana Tellería, Bruno Dubner y Nicolás Gullotta. En todos los casos, el día de inauguración coincidió con el de cierre.

La primera fue la muestra de Juan Tessi (Lima, 1972). Con determinada intención de enrarecerla y separarla de la que simultáneamente se exhibía [a la vuelta en] en Galería Nora Fisch, invitando a su amiga y diva Noe Valdez (San Miguel del Monte, 1983), que presentó un video protagonizado por una chica que tiene una cara muy linda y muy trágica que se llama Guillermina. Se exhibieron dibujos y pinturas viejas de Juan. Las flores, Noe y Juan, las usaron para armar una especie de zona.

 

Mariana Telleria (Rufino, 1979), a quien se le había sugerido exhibir algunos materiales que se suponía que tendría en su archivo, vino desde Rosario y  propuso la edificación de una instalación que implicó una semana de trabajo, 800 kilos de hielo y otros tantos de vidrio y ramas secas. Un monstruo agónico y autodestructivo.

 

Bruno Dubner (Buenos Aires, 1978) Luego de conocer, engañado, el Mercado de Uriarte y, a partir de las impresiones que le generó esa visita, derivaron en una ambientación que incluyó una playlist de 4 horas, una serie de imágenes inéditas (unas muy antiguas, otras muy recientes) copiadas para la ocasión en gelatina de plata y una bebida, el Whisky, que terminó por darle nombre y tonicidad al proyecto. Fue una celebración de ciertos aspectos del siglo XX.

 

Por último, Nicolás Gullota (Buenos Aires, 1983) convirtió al espacio en un dispositivo desquiciante que trastocaba el límite perceptivo entre lo orgánico y lo inorgánico. Trabajar con él fue un acto de justicia porque no muestra nunca en Buenos Aires, no tiene galería. Presentó dos obras nuevas; cada una, en sí misma, era una geometría equilibradamente inarmónica. Por un lado, embebió unos ananás con una fragancia sintética que emulaba el olor del plástico quemado. La otra obra consistía en una serie de lingotes de aluminio que habían sido coloreados con los tonos que delimitan el rango de excitación de nuestro sistema visual: el negro y el amarillo fluorescente. La música que pasó ese día Joaquín Gutiérrez Hadid completó la experiencia de desamparo.

 

Noelia Valdez y Juan Tessi, Algunas chicas se marchitan a la luz del día: https://verrev.org/2017/08/21/algunas-chicas-se-marchitan-a-la-luz-del-dia-juan-tessi-noelia-valdez/

Mariana Tellerría, Las canchas de padre después los ciberas y ahora yo: https://verrev.org/2017/09/18/las-canchas-de-paddle-despues-los-cibers-y-ahora-yo-mariana-telleria/

Bruno Dubner, Whiskyhttps://verrev.org/2017/10/16/whisky-bruno-dubner/

Nicolás Gullota, Parentesis ad infinitumhttps://verrev.org/2017/10/30/parentesis-ad-infinitum-nicolas-gullota/

Imágenes: gentileza https://verrev.org

En http://www.arteba.org/arteba-revista-5/ podrán encontrar una entrevista realizada a Renato Mauricio Fumero & Alejo Ponce De León.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.